Ana Maria Bernal: “Me gustan los desafíos, por eso sigo en el Círculo”

Entrevista a la secretaria administrativa de nuestra organización, indicada por muchos como el motor del Círculo.

 

Llegó en enero de 2014 y con su eficiente trabajo y su personalidad, se convirtió en la piedra angular del Círculo de Periodistas. Ana María Bernal, 54 años, vive en Pudahuel, llega a las 9 horas todos los días y es la encargada de administrar no sólo el funcionamiento del edificio, sino que la mayoría de las áreas de la organización.

Eso en el papel. Porque en el día a día también se encarga de solucionar los detalles, los problemas pequeños pero importantes, siempre con el tacto apropiado para tratar a cada persona, según cuentan los que trabajan a su lado.

En esta entrevista explica cuáles son los principios que la mueven a continuar en el Círculo y envía un mensaje a sus compañeros para recibir este 2018.

 

¿Conocía esta organización antes de llegar?

La ubicaba de nombre, pero nunca había visitado ni la página. Cuando la conocí me gustó, aunque nunca pensé que era tanto trabajo. Me gusta que la gente no pierda el vínculo. La mayoría de los socios son periodistas que están jubilados, que podrían estar en su casa. Pero les gusta venir y hacer cosas, y eso lo encuentro muy positivo, muy bueno. Que sigan vivos, en el fondo.

A usted la consideran el motor del Círculo.

Es que estoy todo el día. Si alguien necesita algo, me pregunta a mí. Si otro quiere reclamar algo, me lo dice a mí. Desde que llegué les dije a todos que somos como un reloj: uno que no funcione y esto no anda. Si el portero un día no llega para abrir, yo no voy a poder trabajar.

¿Por qué continúa acá?

Estoy en el ocaso de mi vida profesional. De joven no duraba más de dos años en un trabajo y me cambiaba. En mis anteriores tareas duré 11 años hasta que me aburrió porque no había cosas nuevas para mí. Me gustan los desafíos, por eso sigo en el Círculo. Estoy muy contenta acá.

¿Hasta cuándo?

Me gustaría quedarme hasta que jubile. Aquí, el trabajo es diverso. No es monótono, a pesar de que alguien puede verme tras un escritorio y pensar que es fome, siempre aparecen situaciones que no espero y que hay que solucionar. Eso es lo que me gusta. Por eso me quedo.

¿Qué le puede decir al resto de los funcionarios?

Que se pongan la camiseta. Si tú llegas a un lugar y no te pones la camiseta, no hay nada que hacer. No le vas a encontrar sentido. Hay mucha gente que trabaja solo por el sueldo, que no le pone pasión. Creo que cuando uno le pone pasión a lo que hace, se encanta y te dan ganas de quedarte siempre. Si no te pones la camiseta, el trabajo se transforma en monotonía. Eso lo aplico aquí y en cualquier trabajo.

¿Cómo evalúa este año? ¿Qué mensaje le da a sus compañeros?

Ha sido un poco complicado, con hartos cambios. A pesar de eso, le quiero dar las gracias a todos los funcionarios del Círculo. Quiero que sepan que son parte fundamental de todo esto. Y los insto siempre a comprometerse más. Es la razón del buen éxito institucional y, además, el motivo principal para su mejor evaluación. Obviamente, les da seguridad en su permanencia.

 

 

 

 

 

Deja un comentario