Adiós a un colega leal y comprometido

10
Jul

El colega Humberto Raúl Urrea Bobadilla, más conocido Ulín Urrea, falleció este jueves 8 de julio de 2021 en el Hospital Naval de Viña del Mar, víctima del Covid 19.

Tras vivir el exilio en la ex Unión Soviética, donde Ulín participó del programa “Escucha Chile” de Radio Moscú, fue reportero gráfico del diario El Siglo, y se vinculó con el medio a través del Colegio de Periodistas, el Círculo de Periodistas y la Unión de Reporteros Gráficos.

Gazi Jalil lo recuerda con mucho cariño, y nos entrega su testimonio:

“A Raúl Urrea Bobadilla lo conocí hace alrededor de 12 años, cuando llegó al Club Providencia, donde un grupo de periodistas, escritores y actores magallánicos, estábamos fundando la Cofradía del Calafate. Se acercó a pedirme permiso para tomar fotos. Y aunque no provenía de nuestro austral terruño, fue aceptado desde ese día como uno más del grupo en nuestros encuentros mensuales.

En la mesa de la amistad fui conociendo a Raúl, que se convirtió en un amigo entrañable. Así supe de sus difíciles comienzos como reportero gráfico y de su exilio primero en Argentina y luego en Ucrania.

En una oportunidad, sin consultarle, a la hora de los brindis, lo presenté para que nos hablara de su vida en la ex URSS. Se sorprendió, pero motivado por los aplausos de los colegas tomó la palabra y nos emocionó a todos con una historia de vida en tierras tan lejanas.

Su vuelta a Chile tuvo la complejidad de casi todos los retornados, pero nunca dejó de luchar para enfrentar la realidad de un país que tanto añoró y que ya no era igual. Con una pequeña cámara realizaba trabajos esporádicos. Era tal su amor por la fotografía, que en lugar de comprar un vehículo, optó por un moderno equipo fotográfico de muy alto costo.

Feliz con su adquisición, proyectaba viajar al mundial de fútbol en Rusia, con una corresponsalía que le financiara los gastos. Pero Chile no clasificó y el viaje no fue posible. Su plan cambió y pensaba viajar a Ucrania para visitar a su hija, conocer a sus nietos y reencontrarse con lugares y amigos del exilio. Pero el Covid postergó este sueño y se instaló con su pareja en Cartagena donde esperaría el fin de la pandemia para volar a tierras lejanas.

Siempre al teléfono me contaba con entusiasmo de este viaje, pero el destino truncó su último sueño. Raúl fue leal y comprometido con el Círculo de periodistas. Su imagen amistosa, junto a su equipo fotográfico, jamás la olvidaremos.”

Deja un comentario