Alberto “Gato” Gamboa

11
Sep

Premio Nacional de Periodismo 2017, director de Clarín y Fortín Mapocho. Galardonado también, con el Premio Bicentenario de Periodismo de Chile 2012 y el Premio a la Trayectoria Periodística.

Alberto Gamboa nació en 1921. Comenzó su carrera periodística a los 17 años, como columnista deportivo en el diario La Opinión. Fue también redactor de la revista Ercilla y de La Gaceta y director del diario Última Hora, hasta que el año 1960 se hizo cargo de la dirección del diario Clarín.

El “Gato Gamboa”, como le apodó una profesora cuando estudiaba en el liceo Lastarria, asumió la dirección de este periódico en medio de una crisis de este diario. A los pocos meses de asumir el Gato la dirección de Clarín, la tirada del periódico se vio incrementada en varios miles de ejemplares. ¿Cómo? Con una creatividad chispeante, y no dando su mano a torcer, cueste lo que cueste. Así lo señala Alberto Mouat, en su libro “Las siete vidas del Gato Gamboa”.

“O bien, ofrecer titulares “impactantes” cuya redacción salían del ingenio indiscutible de su nuevo director, como este plagado de chilenismos que llenó de regocijo a sus lectores: “El roto [hombre vulgar] sacó su chispa: oye momia [mujer de derechas] pituca [de clase alta] cocíname esta diuca [ave de Chile, Argentina, Bolivia, etc. Argot chileno: pene]”; o el que publicó a propósito de la visita a Chile de la reina Isabel II de Inglaterra: “La chabelita [diminutivo de Isabel] es liviana de sangre: tiene buenos choclos [pantorrillas]”; o este otro, propio de la crónica roja, género también cultivado por el diario: “En el cine King violaron a una lola [muchacha] y le echaron la culpa al malo de la película”.

Tras el golpe de estado el 11 de septiembre de 1973, Alberto Gamboa fue detenido en el Estadio Nacional, lugar donde fue torturado. De ahí lo trasladaron a al campo de concentración de Chacabuco en Atacama, donde estuvo preso un año y diez, así lo relata en su libro, Un viaje por el infierno (Forja, 2010).

En 1987, dos años antes del fin de la dictadura, el Gato pasó a dirigir el también diario crítico con el gobierno militar, El Fortín Mapocho. De los dos titulares del periódico más recordados, está el publicado para celebrar el triunfo en el plebiscito en 1988: “Le ganamos la batalla con un lápiz”, y el más recordado publicado seis días después del triunfo: “Corrió solo y llegó segundo”.

Estuvo en los inicios de La Cuarta y de La Época, diario en el que fue jefe de Deportes, y fue subdirector de La Nación.

Recordado como un emblema creatividad e inquebrantable valentía para el desarrollo de su profesión, Alberto Gamboa fallece a los 97 años el año 2019.

La redacción de esta nota fue posible gracias al Fondo de Medios de Comunicación Social del Ministerio Secretaría General de Gobierno.

Deja un comentario