Becas a Cuba: una experiencia única

15
Mar

Un elogioso comentario sobre su experiencia en La Habana nos envió el becario Ramón Reyes, que asistió al último posgrado “América Latina y el Caribe: confrontación política y mediática”, dictado en el Instituto Internacional de Periodismo “José Martí”, en La Habana, entre el 2 y 13 de marzo pasado.

Al Círculo de Periodistas y a la Comisión de Relaciones Internacionales nos satisface y anima el reconocimiento de nuestros becarios al esfuerzo que realiza la institución por mantener lazos fraternales con las asociaciones de periodistas de la región, a través de la Federación Latinoamericana de Periodistas FELAP.

Doris Jiménez Villarroel
Presidenta Comisión de Relaciones Internacionales
Vice-presidenta Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP)

Santiago, 24 de marzo de 2020

Señora
Purísima Gaune Blanco
Presidenta CPS
Presente

Estimada presidenta, estimados dirigentes y socios:

A mi regreso de Cuba he estimado pertinente y necesario realizar un informe del curso de posgrado “América Latina y el Caribe, confrontación política y mediática” que realicé en el Instituto Internacional de Periodismo “José Martí”, en La Habana, entre el 2 y 13 de marzo de 2020.

En primer lugar, agradecer la oportunidad que se me brindó para participar de esta actividad académica, fruto de los contactos y esfuerzos realizados por los sucesivos directorios del CP de Santiago, lo que nos brinda una opción de perfeccionamiento profesional a los socios.

Y agradecer también al director del IIPJM, señor Ariel Terrero, a la subdirectora docente Ileana González y a todos los docentes por su contribución a nuestro desarrollo como periodistas, comunicadores sociales y personas.

Este informe lo dividiré en dos partes: A) Logística B) Académica

A) LOGISTICA

Esta actividad en si representa un costo importante para el socio, que debe asumir pago de pasajes, seguro de vida y médico (exigencia del gobierno cubano), visa y alimentación extra. Los organizadores cobran 200 CUC (moneda convertible cuba), lo que es igual a 200 euros por las dos semanas de alojamiento en la residencia de los periodistas cubanos. Solo los traslados desde el aeropuerto y las comidas (desayuno, almuerzo y cena) son a cuenta del Instituto Internacional de Periodismo, que aporta además con sus instalaciones y algún material bibliográfico.

Como sé que para muchos de mis colegas, en especial los que trabajan por cuenta propia, jubilados o cesantes es difícil asumir gastos importantes, aporto con algunas sugerencias y también sobre las gestiones administrativas::

1.- VISA.– Este documento se debe tramitar por anticipado, una vez que llega la información desde el Instituto en Cuba. Y espero que no les pase lo que me ocurrió a mi, por falta de conocimiento. Hay que pedir hora para sacar la visa al correo cconsulares@gmail.com. Luego llaman para que uno concurra el consulado.
La visa supera los $66.000. Estimo que se debe pedir solo una de turista que alcanza a $18.000, para beneficio de los socios. Hay que plantearlo al Instituto y ver la factibilidad. La visa se debe pagar con tarjeta de débito o de crédito. No se recibe efectivo.

2.- DINERO.- En lo posible llevar euros, con los que se pueden pagar en el comercio. Se convierten también a CUC, a un cambio paritario. El peso cubano sirve más para cancelar la locomoción (las guaguas=buses) y comprar frutas u otros alimentos.

3.-RESIDENCIA.- No es hotel pero es lugar es bastante agradable, con personal muy gentil en la atención. Tiene piezas y baños con acomodaciones básicas. Piezas con dos o tres camas, pero baños compartidos para cuatro personas. Cuentan con toallas y jabón. Se recomienda llevar colgadores de ropa.

4.- ALIMENTACION.- En un país bloqueado se siente en la economía y en la vida diaria. Por lo mismo, el Instituto hace un esfuerzo grande para atender a los colegas becados de Cuba y América Latina. Esta vez fuimos unos 20. La alimentación es suficiente, aunque hay que complementarla en restaurantes y cafés.Se sugiere a quienes viajen que lleven su tarro de café o paquete de té, además de galletas u otros alimentos no perecibles.

5.- SEGURO DE SALUD.- Consultar bien cuando tomen el seguro de vida y principalmente de salud, porque en Cuba la situación es diferente a otros países. A mi una funcionaria de Assist Card, en el aeropuerto, me indició que en caso de emergencia, me fuera directo a una clínica privada. Hay una muy cerca de la residencia. Llevar, aparte de los medicamentos habituales, remedios básicos: antigripales, viadil, etc, Hay que tomar agua mineral en vez de agua potable.

6.- COMUNICACION.- La residencia ni el Instituto cuentan con wifi. Hay que comprar una tarjeta por un CUC (800 pesos, aprox.) y que dura una hora. Se recomienda llevar celular con enlace internacional.

8.- CULTURA Y SEGURIDAD.- La Habana es un oasis en América. Se puede caminar con absoluta tranquilidad por sus calles, con gente muy atenta, cordial y presta a colaborar con el extranjero. Y hay mucho quehacer cultural y artístico.

9.- TURISMO.- Llevar o ver de antemano un mapa turístico de La Habana para aprovechar al máximo las horas libres. Las clases son 09.00 a 12.00 y d 14.00 a 16.00 horas. Hay harto tiempo y mucho que recorrer. Los fines de semana se puede hacer un tour a Varadero a cuenta del alumno a unos 70 euros por día el hotel, más el transporte. Reservas se hacen en el Hotel Habana Libre. El Instituto no realiza actividades turísticas.

B) ACADEMICA

1.- El curso al que asistí tuvo como profesores del más alto nivel, todos con títulos de maestros o doctores en universidades de Cuba y del extranjero. Se debe agradecer la preocupación y profundidad de los conocimientos entregados.

2.- Los alumnos tuvimos la oportunidad de conocer un cúmulo de información sobre las relaciones de Cuba y América Latina con las grandes potencias, partiendo con EE.UU.; las teorías geopolíticas que mueven estas relaciones; el uso de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones; la influencia y confrontación mediática; la hegemonía de los grandes medios en Latinoamérica; el empleo del Big Data en las políticas de los gobiernos y el manejo de las conductas ciudadanas; el fenómeno de la migración y varias otras materias de mucho interés para los periodistas asistentes.

3.- Los participantes fueron sometidos a talleres evaluativos, con exposiciones ante los directores del curso. En lo personal me tocó integrar el grupo que analizó “Las políticas editoriales y las estrategias comunicacionales de los grandes medios corporativos en la actual coyuntura política y social en América Latina”. Toqué con amplitud el estallido social en Chile, la prensa y las noticias falsas.

4.- El curso se complementó, además, con visitas al impactante memorial del heroé cubano José Martí y a la Casa de las Américas, con gran presencia de los escritores, artistas, músicos y otros intelectuales chilenos, como Neruda, Mistral, Matta, Violeta y Víctor Jara.

5.- Al final de curso se entrega en una ceremonia sencilla un diploma certificado por los ministerios de Educación y Relaciones Exteriores de Cuba.

6.- Como contribución a mis colegas he decidido donar los libros, revistas y videos que compré y obsequiaron durante el curso a la Biblioteca del CP de Santiago.

Estimada presidenta y compañeros todos:

Espero que mi informe sirva principalmente a los colegas que decidan realizar algún curso en Cuba y que, de seguro como lo fue para mi, será una experiencia muy enriquecedora. Con mis compañeros más cercanos y quienes se interesen, una vez que pase la pandemia del Coronavirus, no sentaremos a conversar y compartir la experiencia, como me lo han pedido y que lo haré gustoso.

Los insto a cuidarse junto a sus familias en estos instantes tan delicados e inquietantes. Muchas gracias

Un abrazo fraterno
Ramón Reyes Arancibia
Socio

|Opinion

Deja un comentario