¿Conoces a las y los periodistas candidatos a constituyentes por la RM?

07
May

A siete días de desarrollarse el proceso eleccionario más importante de los últimos años, donde se escogerán las y los integrantes de la Convención Constitucional, resulta necesario llegar a las urnas con conocimiento de las candidaturas para emitir un voto informado.

Si bien durante los días sábado 15 y domingo 16 de mayo se votará también por alcaldes, concejales y gobernadores regionales, adquiere relevancia la votación para las candidaturas a constituyentes, ya que serán las y los elegidos para trabajar en la redacción de una nueva Constitución para el país.

Contactamos a las y los ocho candidatos periodistas por la Región Metropolitana. Les hicimos las mismas tres preguntas. Les presentamos a los seis que respondieron nuestras preguntas.

Juan Andrés Lagos

¿Cómo te presentarías?

Soy Periodista (PUC). Ex director de El Siglo. Académico. Escritor. Columnista. Panelista de medios y asesor en estrategias y contenidos. Miembro de la comisión política del Partido Comunista. Jefe de campaña presidencial de Gladys Marín y Jorge Arrate. Candidato por el Distrito 8.

¿Cuál debe ser el carácter que debe tener la nueva constitución?

Una constitución protagonizada por el Pueblo, en todas sus diversas y multifacéticas expresiones. El estallido social, la revuelta obrera y popular son las auténticas propietarias de la posibilidad de que podamos tener una nueva Constitución. Rechazo la antidemocrática idea noventera de repetir políticas de consensos, acuerdos de élites. Las y los constituyentes somos simples instrumentos de este proceso.

¿De qué manera se puede consignar el derecho a la comunicación?

Debe estar, en jerarquía, entre los primeros derechos, si no el primero. Una democracia con soberanía popular debe tener asegurado el derecho pleno y soberano a la comunicación; a la libertad de expresión; al pluralismo asentado en la soberanía popular. Chile, actualmente, es un muy mal ejemplo de cómo un sistema político con oligopolios, una hiper concentración mediática en manos de reducidas familias, imponen todo el sistema de comunicación a un Pueblo entero. Eso no es democracia.

René Naranjo Sotomayor

¿Cómo te presentarías?

Soy periodista (Universidad de Chile) candidato por el distrito 8. A partir de 1986, cuando empecé a escribir en las revistas Cauce y Enfoque, he desarrollado mi carrera en medios escritos, radio, TV y prensa digital, dedicado a la cultura, las artes, los espectáculos en general y en particular el cine. Por mis experiencias de vida, me ha tocado conocer de cerca la realidad social de nuestro país y la precariedad y falta de atención que sufren quienes trabajan en el mundo artístico y cultural. También he conocido la migración y la discapacidad de forma muy cercana, lo que me ha exigido ponerme en el lugar de las personas marginadas y cuestionar cómo les tratamos como sociedad. El Estallido Social, como para tantos otros, fue para mí un remezón que me llamó a renovar mi compromiso por una sociedad más justa, y a ofrecer mi posición para promover los cambios que permitan reconstruir Chile entre todas y todos, de manera justa.

Estoy convencido de que la Nueva Constitución es el único camino pacífico y democrático para salir de la crisis multidimensional que hoy vivimos en Chile, y que es nuestra responsabilidad cuidar este proceso y garantizar su efectividad, porque las chilenas y chilenos no aceptarán otra postergación de sus anhelos de justicia social. Esta es nuestra gran y única oportunidad, y a la vez el brillante primer paso de una nueva época.

¿Cuál debe ser el carácter que debe tener la nueva constitución?

La Nueva Constitución será la primera realmente concebida y escrita en forma democrática en Chile, y carga con la responsabilidad de dar respuesta a las enormes desigualdades que vivimos. 

Nuestra aproximación es buscar que la Constitución elabore un conjunto de reglas justas para la vida en democracia, de las que nadie se quede fuera, y desde ahí, comenzar a reparar las evidentes inequidades y deficiencias del sistema. 

Enfocamos las propuestas de esta candidatura en hacer la política más participativa, volverla más flexible y redistribuir el poder. Proponemos pasar a un Sistema Parlamentario de gobierno, crear una Presidencia que sea a la vez una Defensoría Popular, modificar el Tribunal Constitucional para que deje de estar a merced de los partidos politicos, incorporar múltiples mecanismos de Democracia Directa, resideñar el Congreso y Descentralizar no solo las responsabilidades, sino también los recursos y darle autonomía a los territorios.

¿De qué manera se puede consignar el derecho a la comunicación?

Para garantizar el Derecho a la Comunicación tenemos que enfrentar dos grandes amenazas: La capacidad de los poderes fácticos para poner límites a la libertad editorial, y la concentración de los medios de comunicación. Ambas situaciones parecían mayormente contenidas, pero la reacción al Estallido nos demostró que no es así. Hemos visto represión y persecución a periodistas y ciudadanos que buscan difundir información; hemos sabido de presiones de avisadores y autoridades para sacar de pantalla determinados temas y personas; y nos hemos dado cuenta de que las redes sociales (que son una alternativa a los medios tradicionales) también pueden amplificar el poder de quienes tienen dinero para pagar por cuentas falsas, publicidad focalizada, etc.

Necesitamos asegurar en la Constitución el Derecho a la Libre Expresión y la Libertad de Prensa, sin censura previa. También debemos reforzar el resguardo de Derechos Civiles fundamentales, refundar la policía de Carabineros y las FFAA, y crear protecciones eficaces contra la persecución laboral. También es necesario sentar las bases de una Ley de Medios que distribuya equitativamente el espectro radioeléctrico y abra espacio a medios comunitarios. Chile merece tener una Radio y una TV públicas enfocadas en la educación y la cultura, que den cuenta de la riqueza multicultural y de la diversidad de nuestro país, y entregue voz a todas sus expresiones sociales. En cuanto a la concentración de la propiedad de los medios, en especial de la televisión, es importante crear disposiciones que eviten los oligopolios y el abuso de posiciones preferentes para instalar temas de intereses particulares como si fueran tendencias de opinión pública.

Antonia Orellana Guarello

¿Cómo te presentarías?

Soy vecina de la Villa Olímpica, mamá por el derecho a decidir, periodista especializada en violencia de género, activista contra la violencia hacia las mujeres y militante del Frente Feminista de Convergencia Social (Frente Amplio). Me presento como candidata en el distrito 10 luego de haber sido una de las coordinadoras de mi coalición para sacar adelante el proyecto de Paridad en la Convención Constitucional y busco cumplir un rol articulador dentro y fuera del Palacio Pereira para los sectores transformadores de este país.

¿Cuál debe ser el carácter que debe tener la nueva constitución?

Tiene que “despinochetizar” las estructuras del país. Con ello me refiero a que democratice su sistema político e institucional, eliminando los enclaves autoritarios que persisten para evitar que tengamos una democracia paritaria y sólida, donde las mayorías se vean expresadas. También significa superar este estado subsidiario y neoliberal, avanzando a un estado garante de derechos sociales.

¿De qué manera se puede consignar el derecho a la comunicación?

Debe consagrarse junto al derecho a la libertad de expresión y a la información. Deben ser exigibles, es decir, redactados de tal manera que se pueda recurrir a la justicia cuando se vean transgredidos. El espacio radioeléctrico debe discutirse dentro de los márgenes de la recuperación de los bienes nacionales de uso público, actualmente está bajo un régimen de privatización extremo, vía concesiones, que ha ido reduciendo las voces en Chile.

Patricia Politzer Kerekes

¿Cómo te presentarías?

Soy candidata por el Distrito 10, periodista de la Universidad de Chile y he ejercido mi profesión en distintos medios de comunicación, especializándome en entrevistas y análisis político. Me enorgullece haber integrado los equipos fundadores de El Diario de Cooperativa, la revista HOY y el diario La Época.

Fui Directora de Prensa de TVN en los primeros años de democracia y, junto a mis colegas, logramos recuperar la credibilidad y el prestigio de la televisión pública. A comienzos del 2000, asumí como presidenta del Consejo Nacional de Televisión, donde incrementamos sustancialmente los fondos concursables para fomentar una televisión de calidad. Actualmente, integro el directorio de Educación 2020, soy consejera de Comunidad Mujer, y socia del Colegio de Periodistas y la Sociedad de Derechos de las Letras, Sadel.

He publicado ocho libros, algunos editados en otros países e idiomas, entre ellos “Batuta Rebelde: biografía de Jorge Peña Hen”, “Miedo en Chile”, “La ira de Pedro y los otros”, “Altamirano”, “Bachelet en Tierra de Hombres” y “Mujeres: La sexualidad Secreta”. En 1992, recibí el premio Monseñor Oscar Romero, entregado por SERPAJ, Servicio Paz y Justicia. Fui distinguida con el Premio LenkaFranulic 2017, reconocimiento que desde 1963 entrega la Asociación Nacional de Mujeres Periodistas de Chile.

¿Cuál debe ser el carácter que debe tener la nueva constitución?

Los principios rectores de la nueva Constitución deben centrarse en que las personas nacen y permanecen iguales en dignidad a lo largo de toda su vida. Esto significa establecer un Estado democrático y social de derechos, que proteja a sus habitantes, asegure el bien común, el bienestar social y el desarrollo sostenible. Todas las personas son titulares de esa dignidad sin excepción y, por tanto, deben ejercer sus derechos humanos sin exclusión ni discriminación de ninguna naturaleza.

¿De qué manera se puede consignar el derecho a la comunicación?

En el mundo entero, los medios de comunicación están viviendo una crisis profunda producto de las nuevas tecnologías y la concentración de la propiedad de los medios. Chile no es la excepción. Sin embargo, hay que distinguir entre la crisis de los medios en el siglo XXI y el ejercicio de la libertad de expresión y del periodismo, que se rige por los mismos objetivos, rigurosidad y ética de siempre. El proceso constituyente nos entrega la oportunidad de reforzar la libertad de expresión y el derecho a la comunicación como condiciones indispensables para la democracia y el pleno desarrollo de las personas. La libertad de expresión no es un privilegio de los periodistas, que somos sólo una herramienta para ejercerla, sino un derecho de toda persona a buscar, recibir y difundir opiniones, sin discriminación y sin temor a represalias.

Beatriz Sánchez Muñoz

¿Cómo te presentarías?

Soy candidata a la Convención Constituyente por el distrito 12, que comprende las comunas de La Pintana, Pirque, San José de Maipo, Puente Alto y La Florida.  Soy parte de la lista Apruebo Dignidad y militante del Frente Amplio. Soy periodista y feminista.

¿Cuál debe ser el carácter que debe tener la nueva constitución?

Como Frente Amplio trabajamos de manera colectiva una propuesta de Constitución.  Esta contempla tres ejes fundamentales.  El primero, es el de repartir el poder.  Pasar de un Estado subsidiario a un Estado social y democrático de derechos, descentralizado, plurinacional y paritario. El segundo eje es una Constitución que nos cuide, a través de derechos sociales garantizados.  Y el tercero, la participación de la ciudadanía, el poder popular, a través de iniciativas populares de ley, procesos revocatorios y derogatorios, plebiscitos, consultas y una Defensoría Ciudadana.

¿De qué manera se puede consignar el derecho a la comunicación?

El derecho a la comunicación se entiende como la mirada más amplia que involucra la libertad de expresión, el libre acceso a la información y la libertad de prensa; sin limitaciones económicas, ideológicas o culturales.  

Para que en Chile esto pueda ser efectivo, se necesita una Ley de Medios, que contemple a los medios comunitarios también; la creación de medios públicos; que se garantice el acceso universal a internet; una distribución equitativa del avisaje estatal; entre otras cosas.

Daniel Trujillo Rivas

¿Cómo te presentarías?

Soy vecino de Maipú, padre de dos hijas, periodista con más de 25 años de oficio. Fui asesor de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información de Naciones Unidas y consultor sobre Cambio Climático. Hoy soy activista medioambiental y promotor de integración multicultural. He podido formarme una idea muy completa de la realidad social de nuestro país y los importantes desafíos de una civilización en crisis. Cuando sobrevino el estallido social en 2019 y ante las graves violaciones de los Derechos Humanos, decidí asumir un rol activo para visibilizar las demandas del pueblo y denunciar el bloqueo informativo del gobierno y los medios al servicio de élite político-empresarial. Esto me permitió integrar el grupo fundador de La Lista del Pueblo, por la que postulo a la Convención en el Distrito 8. No tengo ningún privilegio que defender, no quiero nada para mí que no sea para todos, mi único compromiso es trabajar incansablemente, hasta que la dignidad sea costumbre en Chile.

¿Cuál debe ser el carácter que debe tener la nueva constitución?

En la Lista del Pueblo pensamos que las principales reivindicaciones sociales y los cambios profundos que requiere la nueva institucionalidad chilena deben ser establecidos en la Carta Magna en un modelo de Estado que lidere la solución de los graves problemas de pobreza y exclusión que ha enfrentado nuestro país desde sus orígenes y que serán profundizados dramáticamente por el cambio climático y la revolución científica tecnológica.

Para lograr eso, la Nueva Constitución debe tener un carácter Ambiental, Igualitario y Participativo. Ambiental, para que los recursos naturales no sean el negocio de unos pocos y conciba al humano como parte integral e indivisible de la naturaleza, cuya existencia tiene como propósito evidente, primordial, el respeto, cuidado y preservación de los ecosistemas y las diversas formas de vida en el planeta Tierra. Igualitario, para erradicar todo tipo opresión y garantizar las mismas oportunidades para todos; y Participativo, en el que la voluntad del pueblo impere sobre cualquier personalismo o manipulación de grupos de interés, consagrando un sistema de democracia directa como eje central de la institucionalidad.

¿De qué manera se puede consignar el derecho a la comunicación?

La Constitución del Pueblo de Chile debe reconocer todo el fenómeno de la comunicación bajo el prisma de un nuevo derecho humano. En el mundo actual no solo el acceso a las tecnologías de la información determina brechas sociales, segregación, inequidad, también los contenidos mismos. La élite ha monopolizado los espacios masivos de comunicación para formar consumidores obedientes, en un proceso ligado a una educación que desdeña el desarrollo humano en favor del desarrollo económico. El Estado debe garantizar que los ciudadanos tengamos pleno acceso a la información fidedigna, pero también impedir la instalación de relatos interesados, parciales, tendenciosos, desde los medios masivos hegemónicos hacia la ciudadanía, a través de presiones económicas, como ocurre hoy. El derecho a la comunicación debe propiciar la formación de audiencias con sentido crítico, socialmente responsables e inspiradas por la búsqueda del bien común, la solidaridad y la colaboración, propios de personas conscientes comprometidas con la democracia y los principios de una Estado Ambiental, Igualitario y Participativo.

One Comment

  1. maurabresciadeval
    08 May 2021 09:58:14 Responder

    Como votante del distrito 10, me parece actualizada y renovadora la visión de la colega Antonia Orellana Guarello, quien no se detiene en el anuncio de su trayectoria profesional y, con visión de alcance analiza el contexto social y poĺítico del Chile de hoy.

Deja un comentario