Cuatro títulos póstumos de la U. de Chile

16
Sep

Abraham Santibáñez Martínez

En el marco de la conmemoración de los 46 años del golpe de Estado, la Universidad de Chile, entregó cuatro nuevos títulos póstumos y simbólicos a estudiantes detenidos desaparecidos y ejecutados políticos. El rector de plantel, Ennio Vivaldi, hizo un llamado a reflexionar “en torno a aquello que se ha intentado tan enconadamente esconder: por qué mataron a nuestros cuatro estudiantes. Mientras no tengamos esa conversación, el país seguirá vagando entre una falsedad y otra. Cuando logremos que todos los detenidos desaparecidos y ejecutados vuelvan a estar vivos en la verdad de lo que les ocurrió, podremos volver a conversar como país”.

Los distinguidos en esta ocasión fueron las detenidas desaparecidas María Isabel Beltrán Sánchez, estudiante de Pedagogía en Música, y María Cecilia Magnet Ferrero, estudiante de Economía Política; el detenido desaparecido Ramiro Carlos Gonzáles Gonzáles, estudiante de Medicina; y el ejecutado político Iván Renato Poblete Vargas, estudiante de Sociología

María Cecilia Magnet, hija del escritor y periodista Alejandro Magnet, fue detenida en Buenos Aires junto a su esposo y hecha desaparecer. Según recordó su hermana Camila, “durante las dictaduras de Augusto Pinochet y Jorge Rafael Videla, los nombres de María Cecilia junto al de su esposo argentino, Guillermo Tamburini, entraron a engrosar la lista de 376 mil 219 víctimas latinoamericanas -entre desaparecidos, asesinados y detenidos- de la Operación Cóndor, un plan de intercambio de información entre los países del Cono Sur para detener a los disidentes de las dictaduras.

“María Cecilia es recordada como una mujer inteligente, sensible, un poco autoritaria, con varios talentos y ambiciones. Era socióloga y militante del Movimiento de Acción Popular Unitaria (MAPU). Su marido, médico de 32 años radicado en Chile, militaba en el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). Juntos huyeron de la represión de la dictadura militar, debido a que en Chile se sentían en peligro”.

El 27 de mayo del 2016, algunos miembros de la familia Magnet vieron tomados de la mano la sentencia de cárcel de entre 8 y 25 años para 15 militares argentinos declarados culpables por crímenes de lesa humanidad durante el Plan Cóndor, tras un juicio de más de tres años. Entre las víctimas involucradas en el juicio había 22 chilenos. Entre los 22 chilenos estaba María Cecilia Magnet Ferrero. “Yo pude abrazar a mi mamá, pero mis abuelos murieron en el dolor de una hija desaparecida, no llegaron a vivir este día y para ellos nunca se cerró el proceso ni se acabó el duelo”, narró Magdalena López Magnet..

Odette, otra hermana de Cecilia, afirmó para Agencia EFE “Tenemos la justicia, nos falta la verdad. Nadie sabe lo que de verdad sucedió con nuestra gente, no tenemos información porque los asesinos no hablan, no van a hablar y eso es muy frustrante porque no tenemos los hechos”.

Deja un comentario