Cuidadores y Postrados, otra deuda del Estado de Chile

12
May

Segunda parte.

Por Felidor Contreras Muñoz*

-Urge definir una política pública para “cuidar a los cuidadores(as), incluida una digna compensación económica”.

La Unidad

Esta dura realidad, hace ocho años, llevó a un grupo de cuidadoras(es) de la comuna de El Quisco, Región de Valparaíso, a unirse para ayudarse mutuamente, para compartir penas, alegrías y buscar apoyo, comprensión y ayuda de las autoridades.

Se formó la AGRUPACIÓN DE CUIDADORES Y AMIGOS DE POSTRADOS de El Quisco, cuya primera presidenta fue Marcela Zurita Mora y que tiene como consigna que “si no cuidamos a las cuidadoras (es) no tendremos uno, sino dos enfermos: la cuidadora y el postrado”.

La Agrupación se ha convertido, para todas sus socias y socios, en un muy buen refugio y en un referente y contraparte seria, responsable y honesta para todas las autoridades. Hace, en la media de sus fuerzas y ha demostrado tener mucha, lo que el Estado debe hacer y no hace por los cuidadores(as) y los postrados.

Esta organización, con personalidad jurídica, es única en su género en todo el país y su abnegación, su espíritu solidario para ayudar al prójimo es tal, que,pese a la pandemia, ha seguido trabajando, preocupándose de la salud de los(as) cuidadores(as) y de sus pacientes. Hoy, tiene 10 “cuidadoras de respiro”, entrega al mes unas 200 atenciones, reparte pañales, sabanillas y otros elementos de aseo y atención a los postrados.

Por su labor humanitaria, de voluntariado, ha recibido el apoyo dela comunidad y de la I. Municipalidad de El Quisco, en especial de su alcaldesa Natalia Carrasco Pizarro, de los Ministerios de Salud y de Desarrollo Social.

Antes del covid-19, el CESFAM informaba de 120 enfermos dependientes en la comuna…Hoy, así lo informó la directora de este organismo, María José Farías, hay 132, de los cuales 87 tienen dependencia severa, 33 dependencia moderada y 12 PAD(Pago asociado a diagnóstico). ¿Cuántos serán a nivel nacional? ¿Qué atención reciben?

La Agrupación, con la ayuda de médicos, sicólogos, psiquiatras, enfermeras, kinesiólogos y otros profesionales del área de la salud, capacita a sus asociados(as) para que den la mejor atención a sus pacientes y para que enfrenten de la mejor manera posible la difícil –por decir lo menos- tarea de cuidar a un enfermo postrado… que, como el caso de Ruth, ya lleva tres décadas.

A través de esta permanente capacitación, forma también a las “cuidadoras de respiro”. Estas son personas que van a las casas de los postrados y de 9 a 14 horas reemplazan a la cuidadora permanente (esposa, hermana, etc.) para que ella pueda, por algunas horas al menos, salir, hacer trámites, recrearse, sabiendo que su paciente está en buenas manos, bien cuidado.

El tema tiene relación con dos proyectos de ley que se discuten actualmente en nuestro país: la remuneración o compensación económica a quienes cuidan a una persona dependiente y la eutanasia.

En el primer caso, el Ministerio de Salud, previo informe de la enfermera de cada CESFAM, da un estipendio (pago por algún servicio) que hoy es de apenas 29 mil pesos mensuales, sólo a las cuidadoras de enfermos “postrados severos”. Cifra absolutamente insuficiente. ¿Cuánto debería ser? A lo menos el salario mínimo, o como se está planteando ahora, una renta básica solidaria universal mensual.

En el segundo caso, el de la eutanasia, puedo decir que corren las lágrimas, se aprieta el corazón, cuando alguna socia de la Agrupación cuenta en las reuniones, que la vida que lleva su esposo o su hijo, postrado por años, “ya no es vida” y que sería “mucho mejor que el Señor se lo lleve”. Explica que “no es que quiera que muera, pero verlo así como está, sufriendo, con dolores terribles que ni la morfina aplaca, en los puros huesitos y sin conocer a nadie…me parte el corazón, me parte el alma. No sé qué hacer. Los médicos me han dicho que no pueden hacer nada más. Eso no es vida para él ni para nadie”.

Tras estas palabras, sólo se escucha el silencio,interrumpido por el sollozo de alguna socia que no soporta recordar por lo que ya pasó o está pasando. El dolor, la pena, la angustia se sienten en el aire.

Aquí se ve cuán unidas están la vida y la muerte… llegamos a hablar de ambas con una naturalidad que nos sorprende. La parca, con traje negro y guadaña, ya no nos asusta como antes, aunque salga de sorpresa detrás de una oscura esquina o de algunos matorrales. Casi todos los días estamos hablando de ella y… no faltan quienes la esperan o llaman para “descansar” de las penurias de esta vida.

La destacada e incansable actual presidente de la Agrupaciónde Cuidadores y Amigos de Postrados de El Quisco, Aurora Ubeira Godoy, dijo que lo que echamos de menos es la presencia del Estado, tanto en una mejor atención a los postrados como a sus cuidadoras(es).

“Es indispensable –señaló- fortalecer los programas de salud destinados a la atención a los enfermos postrados, no sólo en El Quisco, sino en todo el país, porque este es un problema nacional. Es urgente también, como decimos nosotros, ‘cuidar a las cuidadoras’, elevar el estipendio al nivel del salario mínimo o a la renta básica solidaria mensual, otorgar este reconocimiento, esta compensación no sólo a quienes cuidan “postrados severos”, sino a todas las cuidadoras(es), en especial a quienes han dedicado su vida al cuidado de un paciente”.

Indicó que en El Quisco –y lo mismo ocurre en numerosos otros lugares del país- se necesita con urgencia una Casa de Corta y Larga Estadía o Acogida, enclavada en un medio ambiente grato, donde los pacientes sean atendidos por profesionales de la salud, capacitados especialmente para responder a las necesidades de este sector de la población, los dependientes, en sus diferentes grados, los postrados y sus cuidadoras(es).

“No debemos olvidar- señaló Aurora Ubeira Godoy – que estamos hablando de personas que, en muchos casos, están en la etapa final de su vida y lo menos que puede hacer la sociedad es ayudarlos a pasar esta última etapa dignamente, humanamente y no olvidados y abandonados, como lamentablemente todavía ocurre”.

——————————

*Periodista jubilado, ex dirigente nacional del Colegio de Periodistas de Chile. Actualmente vive en El Quisco.

Si Ud. decide contactarse con la AGRUPACIÓN DE CUIDADORES Y AMIGOS DE POSTRADOS DE EL QUISCO puede llamar a su presidenta, Aurora Ubeira Godoy, al +56996539206, o a la secretaria Margarita Bustos, al +56995838434.

Si le interesa ir a la primera parte de este artículo, pinche aquí.

Deja un comentario