De la Aurora de Chile a las redes sociales

11
Feb

Por Juan López Baldomá

Estudios recientes indican que la crisis del Covid 19 tiene un impacto en los medios de comunicación: ha provocado que las redes sociales desplacen a la televisión como fuente de noticias. Por otra parte, tras el estallido social chileno “La confianza en los medios ha caído sustancialmente y los periodistas son vistos como simples cajas de resonancia de la clase política.” (1)

Los grandes cambios están presentes en toda la historia. Así Sarmiento (2), a mediados del siglo 18, relataba que “el diario es para los tiempos modernos lo que el foro era para los romanos: no hay plaza pública para las arengas ni pueblo ocioso para escucharlas, donde todo es movible y transitorio, una miserable hoja de papel impresa contiene el pensamiento del día, el interés del momento y es la palanca poderosa que conmueve la sociedad por sus cimientos, vuelca los tronos y lleva al mundo de carrera hacia un porvenir desconocido”.

Sin duda que esa plaza pública del foro romano está en nuestras manos en los equipos móviles, con las redes sociales y las plataformas virtuales.

A finales de los años sesenta del siglo XX, el teórico cultural canadiense Marshall McLuhan (3) manifestaba que la Tercera Guerra Mundial, cuando se produzca, será “una guerra de guerrillas de información sin división entre la participación militar y civil”, una guerra librada en el ciberespacio.

Para los periodistas, esta guerra de información presenta un gran desafío personal y existencial. Surge una gran cantidad de preguntas ¿Cómo se adaptará el periodista? Las Universidades tienen la palabra en la formación del profesional de las comunicaciones para la actualidad.

Es primordial tener presente la cabal dimensión del ayer del periodismo, su memoria, nuestra historia, que es la que permite que una sociedad -en este caso, un gremio- se reconozca a sí mismo.

No se debe olvidar que la Aurora de Chile, primer periódico nacional, de agitación revolucionaria (4), fue sin duda el vehículo que permitió romper la correlación de fuerzas que existía en la época de la Colonia, al generarse la Independencia de nuestro país. Luis Vitale, (5) señala que “a partir de 1810 se enfrentaron en Chile tres corrientes: una conservadora, que aspiraba a evitar cualquier cambio en sus intereses; otra moderada, que propendía a introducir cambios, sin modificar la dependencia a la corona y una tercera, más radical, que consideraba posible una suerte de revolución social en beneficio de los grupos más postergados”.

Este primer diario fue decisivo para cambiar el destino de la patria. En palabras de Aurelio Díaz Meza (6), Camilo Henríquez “se demostró como un caudillo; sus escritos enardecían la sangre de los descendientes de Arauco y tenían la virtud de unir las voluntades de los adversarios políticos del Gobierno de Carrera, para cooperar a la defensa del territorio invadido”.

Como es sabido, Camilo Henríquez utilizó diversos artilugios escritos para llegar al pueblo: distintas formas literarias y personajes; artículos, traducción de textos, difusión de noticias, proclamas, poesías, teatro. Sin duda, hoy estaría utilizando todas las plataformas y redes que permite internet para movilizar a la sociedad y lograr los cambios deseados de mayor justicia social y respeto a los derechos humanos.

Creemos conveniente no olvidar lo que manifestaba Miguel Luis Amunátegui en “La Revista de Santiago”, el año 1852: “Los aportes de Camilo Henríquez, como los de todos los hombres de ideas, son de aquellos que se van apreciando más y más a medida que el tiempo transcurre”.

Notas

  1. Reuters Institute for the Study of Journalism / Digital News report 2020
  2. Obras selectas: Páginas del ostracismo y defensa de la libertad. Domingo Faustino Sarmiento · 1944 Página. 33.
  3. Sabotaje Cultural. Kalle Lasn. Citado Página 141.
  4. Enciclopedia Barsa de consulta fácil – 1960 · Volumen 5 – Página 306
  5. Instituto Panamericano de Geografía e Historia, OEA, 2010. Hernán A. Silva. citado Página 412.
  6. Leyendas y episodios chilenos,1944 – Volumen 11 – Aurelio Díaz Meza , Página 196.

One Comment

  1. Enrique Fernández
    14 Feb 2021 01:04:22 Responder

    “La Aurora de Chile” fue un periódico. Aparecía semanalmente los jueves. No fue el “primer diario” chileno, como señala en su primera línea el párrafo octavo del artículo. Saludos.

Deja un comentario