¿En qué estamos?

10
Mar

Por Ana María Caballero

Ante una nueva conmemoración del Día Internacional de la Mujer, y como antesala a datos “duros”, una mirada superficial a lo que ocurre en los medios de comunicación, principalmente en los que se basan en difundir imágenes, nos muestra, todavía -en distintos tipos de programas-, a mujeres cuyo aspecto tiende a equipararse a los cánones tradicionales de belleza, y su vestimenta debe ser llamativa y “a la moda”. Es verdad que esta apariencia también se refiere a los hombres, pero en mucho menor medida.
Hablar de esto cuando ya hemos avanzado 20 años de este siglo, debiera parecer obsoleto y simplista. Lamentablemente no lo es, porque aún la mujer tiene que “superar” ampliamente a sus colegas varones en el desempeño de su profesión para que su apariencia sea “un dato a la causa” y aún así, probablemente su salario sea inferior.

La Plataforma de Acción de Pekín de las Naciones Unidas, 1995, reconoce el potencial de los medios de comunicación para avanzar en la igualdad de género y la necesidad de acabar con el desequilibrio que existe en la imagen que se da de las mujeres en los contenidos mediáticos, así como su escasa representación entre los trabajadores del sector.

Una de las herramientas de la plataforma es el Global Media Monitoring Project (GMMP), que cada cinco años evalúa los avances en cuanto a equidad de género en los medios de comunicación.

Entre los datos del informe de 2015, según recoge Amnistía Internacional, podemos citar lo siguiente:

  • Hubo avance significativo en cuanto a la presencia de la mujer en medios de comunicación entre 2000-2005. No obstante, entre 2005 y 2015 hay un estancamiento: se mantiene en 24%.
  • Las mujeres representaron el 26% de los sujetos principales en las noticias transmitidas a través de la web.
  • La cantidad de reporteras no varió desde 2005, seguía siendo el 37%.
  • Sólo un 4% de notas de prensa cuestionaron los estereotipos de género en 2015.
  • Las mujeres tienen mayor presencia en notas informativas sobre crimen y violencia, con 40% y 39% respectivamente, en noticieros digitales de África y Asia;
  • Únicamente el 37% de las notas informativas en diarios y programas informativos en la televisión y la radio lo reportan mujeres. Este porcentaje no ha cambiado en 10 años.
  • En pantalla, las mujeres jóvenes superan a los hombres de la misma edad. No ocurre lo mismo en el rango de edad comprendida entre 50-64 años, donde los hombres marcan la preferencia. Las mujeres de más de 65 prácticamente desaparecen de las pantallas, no así los hombres de la misma edad.

Otro aspecto que es importante resaltar, según este informe, es que las mujeres que ocupan cargos gerenciales dentro de los medios de comunicación no marcan una diferencia importante en cuanto al manejo de la información de dicho medio. Es decir, no se logra incorporar la perspectiva de género cuando las mujeres tienen cargos decisorios. Las razones que se mencionan están relacionadas con otro estereotipo: si eres mujer y asumes una jefatura de medios, se espera que perpetúes las políticas internas y la línea editorial sin “ablandarla”.

|Portada

Deja un comentario