¡Horror!

Por Enrique Ramírez Capello

Tiemblo cuando escucho o leo atropellos al correcto uso del idioma.
No soy prisionero de las normas de la Real Academia de la Lengua.
No me arrodillo ante esa monarquía. Me abro a la comunidad de 21
países de habla hispana.

Hay un cuerpo en común para garantizar el entendimiento.
Un poblador de barrio tiene un vocabulario bastante menor que un
profesor de literatura.
Un pescador de San Antonio no se expresa igual que un huaso de
Rancagua.

En un restaurante de Sevilla hay voces diferentes a las de un escritor
de Colombia, como Gabriel García Márquez.
En Parral, donde nació Pablo Neruda, pocos leen sus poemas.
Durante años mis estudiantes de periodismo recortaban y comentaban
horrores que encontraban en diarios y revistas.
Se ampliaron a internet.

Hace poco tiempo mataron a una carabinera chilena en Colombia.
La policía y los medios de comunicación se referían al feminicidio.
En Chile, impera femicidio, que nunca me ha parecido correcto.
Lo recordamos hace unos días con José Benítez, periodista de “El
” Pingüino de Punta Arenas, en el que también se publican mis
columnas.
Evocaba que siempre fui partidario de feminicidio. (La palabra, no el
hecho).

Tratamos otras enmiendas de ya larga andadura.
Los monosílabos que no tienen sinónimo no se tildan. Por ejemplo:
fue, dio, che. Excepciones: Té (infusión para beber) y te (te amo).
Con énfasis las academias sentencian que las mayúsculas deben
llevar acento gráfico, especialmente en las tritónicas: Yo EJERCITO
en el EJÉRCITO, en el cual él EJERCITÓ.
Lo mismo con TERMINO, TÉRMINO, TERMINÓ.
Indiscutible.

Puntualizo que José Benítez fue un excelente alumno en la Escuela de
Periodismo de UNIACC, luego notable ayudante y profesor. Uno de
mis destacados discípulos.
Reiteramos que el prefijo ex se une al sustantivo, como a expresidente
y exalcalde. Ya no se separan ni necesitan guion. (A propósito:
tampoco se tilda).

Ahora, unos párrafos mal escritos, para explicar su corrección.
La yegua vaya comió muchas vallas después de saltar la baya. Tal ves
eso valla a generar peligros.
Correcto: la yegua baya comió muchas bayas después de saltar la
valla. Tal vez eso vaya a generar peligros.

¡Qué horror en la propuesta!
Explico: Baya es el color de la yegua, un tono medio aladrillado. Bayas
son los frutos. Valla es un obstáculo o dificultad. Se usa para el
saltador de vallas o el arco en el futbol. Vaya es del verbo ir.
Ves es del verbo ver.
¡Existen otros horrores!

Deja un comentario