Maldita pandemia, te llevas a nuestros viejos queridos

02
Jun

La tarde del 1 de junio murió Marcial Acuña.

Por Margarita Bastías

En medio de la cruel pandemia y bajo esta cuarentena que nos impide abrazar a los amigos, uno debe despedirse desde lejos, con el pensamiento e intentando dar compañía a los deudos más cercanos.

Ha muerto Marcial Acuña, nuestro querido socio del Círculo de Periodistas, el buen amigo, la excelente persona, nuestro más cercano colaborador, durante años miembro de la Comisión de Bienestar y Solidaridad , infaltable miembro de los paseos fuera de Santiago.

Asiduo permanente a nuestra biblioteca para leer los diarios y revistas y todo lo que hubiera encima de la mesa. Vivía a solo cuadras de nuestro edificio, como si hubiese querido estar más cerca de esta, su segunda casa.

La secretaria general del Círculo y presidenta de la Comisión de Bienestar lo definió en pocas palabras al comunicar su partida: “Siento profundamente comunicarles el deceso en el día de hoy por Covid, del querido amigo, Marcial Acuña, valioso integrante de nuestra comisión, durante varios periodos”.

Amigo de hace 60 años, Domingo Politi expresó desde La Paz, (Bolivia) con profunda emoción: Marcial siempre estuvo cerca de los Gómez (José y Mario Gómez López). Trabajó con Luis Alberto “Gato” Gamboa. Estuvo a cargo primero del archivo de Clarín, después se fue al Puro Chile y terminó trabajando en la entonces Caja de Empleados Públicos y Periodistas. Siempre fue un gran tipo…le gustaban las carreras de caballo”.

Marcial Acuña nació el 31 de julio de 1932 en Valparaíso y como los Gómez y los Politi amaba el puerto y no le faltaba excusa para darse una escapada por los cerros.

Junto a su esposa, la querida señora Nana, formaron una familia siempre solidaria y abierta a todos, tanto en Las Rejas, Pudahuel y Santiago. Le sobreviven su viuda, también hoy contagiada, su hijo Carlos y su nieto con el cual vivía y por quien sentía un entrañable orgullo.

Marcial murió en la Posta Central hasta donde fue llevado tras sentirse muy mal producto de los síntomas del Covid-19. Falleció la tarde del lunes y sus restos serán sepultados mañana acompañado por solo ocho personas, como establece la autoridad sanitaria.

Será sepultado en el Mausoleo del Círculo de Periodistas con la privacidad que demanda esta pandemia.

Nuestra Comisión y la institución expresan sus condolencias a su familia, y amigos y colegas. 

Descansa en paz, querido colega.

4 Comments

  1. Gazi Jalil
    02 Jun 2020 22:44:17 Responder

    Que pena la muerte de Don Marcial.Una tremenda persona,pleno de anécdotas y afectos.Propongo una cinta negra en nuestra página,para expresar nuestro dolor y luto.

  2. federico gana
    03 Jun 2020 00:34:30 Responder

    Siento desolación. Lo de Marcial Accuña me hace pensar que, definitivamente, esta pandemia es verdad. Demasiado cierto pero me cuesta creerlo. Sigamos siendo fuertes, por favor! Y que no nos venza el desaliento ni la pena. Adiós Marcial, gracias por haberte conocido!

  3. Siomara Podesta
    03 Jun 2020 02:33:24 Responder

    Mi más sentido pésame a toda su familia que Dios les dé el consuelo y la fuerza para seguir adelante. Un abrazo a la distancia ( él era el hermano de mi abuela)

  4. Ivette Jeria Acuña
    05 Jun 2020 15:06:53 Responder

    A mi tío Marcial:
    Todas las palabras se hacen pocas para expresar el inmenso dolor tras la partida de tan gran hombre, siempre a la vanguardia de la justicia para quienes la necesitaban. Amado por su familia, muy querido por sus cercanos y amigos, que eran muchos, pero no demasiado para él, porque su corazón era inmenso.
    Después que pase esta desgarradora pena, tendremos mucho que recordar, momentos
    lindos e irrepetibles que junto a la tía Nana nos hicieron pasar.
    El tío Marcial.
    Siempre preocupado de sus sobrinos y sobrinas, sabía de cada uno y con su energía imparable transmitía palabras de aliento y sabiduría, además de alegría por todos sus poros.
    Tu partida fue prematura, pero tío, sin ninguna duda, seguirás en nuestros corazones con mucho cariño y respeto hacia tí, aunque el vacío está.
    Ivette Jeria Acuña

Deja un comentario