Noventa y cinco primaveras

08
Mar

Por Olivia Mora

Este 20 de  marzo cumple 95 años una de las más longevas colegas de nuestro Círculo de Periodistas de Santiago. Licia Ballerino Ciscutti, descendiente de italianos, fogosa e impulsiva, llegó desde la Patagonia a estudiar leyes en la Universidad de Chile, pero terminó desempeñando el periodismo por más de 40 años. Fue la primeriza de su familia en pisar la Universidad, y en su generación la primera en desempeñarse como cronista citadina en el Diario “La Nación”.

En el Santiago casi provincial de aquella década de los cuarenta, las mujeres no eran merecedoras de atención en esta profesión. A los 18 años, se enfrentó con destreza a algunos colegas que no la consideraban apta para desarrollar el oficio, simplemente porque era mujer. Para la multifacética Licia no fue fácil participar en reuniones sociales del gremio donde ella era la única dama y las conversaciones se prolongaban hasta altas horas de la madrugada, entre botellas de vino y cigarrillos.

Desde sus inicios, se codeó con figuras femeninas insignes del periodismo nacional, como fueron Lenka Franulic y Yolanda Ross, quienes como ella luchaban por abrirse camino entre los varones. Ellas hicieron historia con su pluma audaz, incisiva e inteligente. 

Las crónicas de la ciudad de Santiago de Licia Ballerino descubrieron no sólo lugares tradicionales hermosos e históricos, sino también la pobreza en que vivían muchos de los habitantes de los barrios pobres. En aquella época, el éxodo del campo a la ciudad se veía reflejado en las miles de poblaciones “callampas” que se levantaban e inundaban los espacios periféricos. Sus escritos dejaron plasmadas anécdotas humanas, tristes, jocosas, festivas y socioculturales. Fueron una radiografía de la ciudad que se fue.

Con la sinceridad que le caracteriza, ella misma se califica de “apasionada, seductora y carismática, con altos ideales de vida, imaginativa y valiente, capaz de equivocarse, caer herida muchas veces,  pero sin claudicar”.

En este Día Internacional de la Mujer, rendir homenaje a una de las históricas periodistas de nuestro gremio es recordar también aquel periodismo culto, ilustrado, objetivo y al servicio de la sociedad que se fue también con tantas de nuestras colegas fallecidas.

Deja un comentario